¿ES NORMAL QUE LOS ESTUDIANTES ODIEN IR A LA ESCUELA?

En consulta cada día llegan más pacientes niños y adolescentes que dicen que la escuela es un lugar aburrido y que no quieren ir más, que los profesores son fastidiosos y personas en las que no confían, y que las clases no tienen nada que ver con la realidad, y con sus propios objetivos de vida, si es difícil de creer pero los adolescentes también tienen objetivos y la mayoría de las escuelas no lo abordan, siendo aún una enseñanza antigua.

Un ejemplo claro es cuando su hijo o menos encargado le pregunta ¿por qué tiene que aprender calculo? Le hago una pregunta ¿Cuántos pueden dar una respuesta clara y concreta? Yo no podría y estoy segura que la mayoría tampoco, un reciente estudio del centro nacional de educación y economía informó que solo entre el 3 y 5% de las profesiones utilizan el cálculo, pero también hay quienes les preocupa que a los adolescentes no les guste el cálculo añadiendo que es perjudicial para una futura carrera dar bajas expectativas sobre ellos, y que es preocupante que los estudiantes en su mayoría no sepan tan siquiera como despejar una ecuación.

Pero hay que decir algo y es que un estudiante necesita el álgebra o el cálculo para su vida profesional entonces bien, que continúe con ello, pero si un adolescente siente que eso no le ayudará para su vida profesional o personal en su adultez simplemente no creará un vínculo con esa materia.

El sistema escolar de una de las escuelas más populares en california inicio un programa hace algunos años en el que se centra en enseñarles a sus estudiantes que las matemáticas si son necesarias en nuestra vida cotidiana.

Pero uno de los proyectos escolares más innovadores proviene de una escuela privada en Los Ángeles  el que se encarga que los chicos aprender cosas innovadoras por sí mismos por ejemplo entregarles una caña de azúcar y que ellos busquen las herramientas para convertirlo en panela, un producto que utilizamos mucho.

Otra escuela en California intento hacer sus clases mucho más interesante para sus estudiantes combinando la historia con otras materias para que así historia fuera mucho más que nombres aburridos y fechas que no logramos recordar, creando comics divertidos con las hazañas de nuestros héroes del pasado.

Algo que lo que hay que hablar y que de hecho yo lo recuerdo mucho en mis discursos es que las escuelas no están enseñando hechos actuales simplemente se quedaron en el pasado y hay niños que no saben incluso cada cuantos años son las elecciones, o como el clima está acabando con todo y quien es el responsable de que eso no siga continuando. Las escuelas deben enseñar hechos actuales en sus clases así como del pasado, porque hay un problema serio cuando los estudiantes no saben diferenciar los países o que la farándula e influencers sean más conocidos que hechos realmente importantes.

Si bien los padres deberían ser los responsables de desarrollar las habilidades de sus hijos estos en su mayoría no lo hacen, y esto no solo pasa en hogares de bajos recursos económicos, sino en todos los estratos sociales han llegado a consulta hijos de personas adineradas que piden asesoramiento sobre que estudiar en la universidad y que no saben cuidados básicos de la casa como lavar ropa o platos e incluso cocinar, o como ir al cajero entonces por que las escuelas no disminuyen las horas que se le dedica a matemáticas (siquiera para ese porcentaje que sabe no lo necesita) y ofrecer talleres o cursos en los que se enseñen cosas básicas de la vida cotidiana como los que mencionamos arriba.

Las escuelas en Colombia y en el mundo no solo están desactualizadas en el sistema educativo sino que por lo general no ofrecen lo que los estudiantes en su mayoría necesitan para desarrollarse como adultos, y es que la universidad ya no es necesaria para que una persona sea exitosa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*