DIFICULTADES Y CAUSAS DE LOS TRASTORNOS EN EL LENGUAJE

Desde que nacemos los seres humanos vemos la necesidad de comunicarnos, para lo cual utilizamos el medio por excelencia denominado lenguaje, en la medida en que crecemos vamos madurando y alimentando nuestros conocimientos, sin embargo hay circunstancias que conducen a que el lenguaje presente unos trastornos, encontramos que los motivos de consultas más frecuentes se deben a que los niños presentan dificultades con las habilidades lingüísticas, los padres comienzan a preocuparse porque niño no habla, o si habla es muy poco, para la edad que tienen no tiene una fluidez en las conversaciones, no habla bien, no se logra distinguir lo que quiere expresar, no entrelaza palabras o en su defecto ha dejado de hablar, y ante estas situaciones en específico es indispensable obtener diagnósticos con la mayor premura del tiempo, en el entendido de que los pronósticos son muy variable y además es preciso tomar en consideración que en algunos casos la intervención precoz puede ser útil, nótese entonces para lo cual hablaremos más adelante que los trastornos en el lenguaje pueden darse como consecuencia de déficits más generales de tipo cognitivo o sensorial, de falta de estimulación y aislamiento social o de lesiones neurológicas evidentes, pero también como déficits específicos, es así como hay una serie de dificultades y causas específicas que dan origen a esta serie de trastornos sobre los cuales se desarrollara en el transcurso de este texto, es claro que todo esto necesita de una evaluación que debe ser un proceso dinámico y de carácter multidimensional con el objetivo de conocer el grado de adquisición de las habilidades lingüísticas o el nivel de producción-comprensión del lenguaje de un individuo a fin de establecer unas estrategias de intervención lo más reales y ajustadas a las necesidades de los sujetos, cabe señalar que se encuentran unas series de variables extralingüísticas que también deben ser tenidas en cuenta a la hora de valorar un problema de está clase, ya que cualquier trastorno del lenguaje no existe de forma separada, sino en relación con el desarrollo psicológico del sujeto.

Existen graves y muy serias consecuencias para el desarrollo cognitivo y social en la persona debido a los trastornos del desarrollo del lenguaje, para lo cual es vital su detección e intervención precoz, así mismo como unas adecuadas orientaciones y pautas de actuación para los padres y, en su caso, una intervención precoz del logopeda u otros especialistas, en los niños se nota una afectación en el desarrollo general, en su evolución social, en la hora de relacionarse con los demás y entablar una comunicación fluida, lo que impide un funcionamiento adecuado cognitivo y en el peor de los casos graves problemas conductuales, no obstante hay que tener claro que para que exista un desarrollo del lenguaje se dependerá críticamente de la plasticidad cerebral y la maduración neurológica, por lo que los momentos iniciales de la vida son cruciales para su adquisición; los contextos sociales inadecuados pueden producir también retrasos de lenguaje debidos a falta de estimulación o distorsiones, como en el caso de trastornos asociados a contextos multiculturales o plurilingüismo; existen trastornos sobre los cuales no se tiene específicamente la existencia de una causa, pero cuando se produce una alteración en el desarrollo del lenguaje sin que exista déficit sensorial o motor, déficit intelectual, lesión neurológica o falta de estimulación social, es decir cuando el niño/a muestra un retraso y distorsión en el desarrollo del lenguaje y no es sordo, deficiente mental o autista y se desarrolla en un entorno sociocultural adecuado. Se ha dicho que la causa más probable de estos trastornos es una disfunción neurológica de algún tipo, pero no hay evidencia concluyente. También parecen intervenir factores genéticos como ponen de manifiesto algunos estudios.

Al hablar del lenguaje debo mencionar paso a paso cada uno de los transtornos que se dan en el desarrollo del mismo tales como:

I). Disartrias: Se entiende como una alteración o afección que se presenta en los músculos que permiten hablar.

II). Dislalias: Se entiende como dislalias o dislalias funcionales a los trastornos evolutivos de la articulación que no se deben a lesiones o alteraciones neurológicas evidentes, y este tipo de trastornos se dan una serie de dislalias que se conocen como Dislalias Fisiológicas, Dislalias Audiógena, Dislalias Funcional y Dislalias orgánicas.

III). Disglosias: Se entiende como alteraciones en la articulación producida por anomalías en los órganos articulatorios de causa orgánica o adquirida, y este transtorno tiene unos tipos tales como Disglosias labiales, Disglosias mandibulares, Disglosias dentales, Disglosias Linguales, Disglosias nasales, Disglosias palatinas;

 IV).  Disfemia: Se conoce también como tartamudez, es una alteración en el ritmo del habla que básicamente se manifiesta con interrupciones en la fluidez del habla. La producción es interrumpida por una producción anormal de repetición de segmentos, sílabas, palabras o frases, por obstrucciones del flujo de aire, por prolongaciones anormales de segmentos de sonidos o por extraños patrones de entonación y tempo. Se desconoce su causa, podría deberse a una interacción de factores orgánicos y factores ambientales.

V).  Afasias: Se entiende como la desaparición del lenguaje existente como consecuencia de una lesión cerebral traumática, tumoral, mal formativa o inflamatoria producida en un niño que ya tenía adquirido el lenguaje de manera parcial o total. Se suprime la comunicación verbal y gestual. Aparecen problemas en la articulación, en el vocabulario y en la sintaxis. Suele diferenciarse en: 1. Afasia congénita: referida a la no aparición del lenguaje en niños que, a priori, no presentan otros síndromes. Se distinguen tres tipos de lesiones: -prenatales (malformaciones craneales…) -perinatales (anoxia). -postnatales (traumatismo…), 2. Afasia adquirida o infantil: aquella que tiene lugar una vez que el lenguaje ya ha sido adquirido total o parcialmente; existe independientemente de esta clasificación inicial, recogemos la clasificación más tradicional: Afasia de Broca, Afasia de Wernicke, Afasia de conducción, Afasia transcortical sensorial, fasia transcortical motora, Afasia anómica, Afasia Global;

VI). Dislexia: Se entiende como el trastorno especifico del aprendizaje de la lectura, tiene una clara relación con los trastornos del lenguaje, puesto que el fallo cognitivo que condiciona la dislexia es una alteración en las capacidades fonológicas.

VII).Trastorno Específico del Lenguaje (TEL): Se entiende como una alteración en el desarrollo del lenguaje en un contexto de normalidad en los demás parámetros evolutivos llamado también disfasia – término en desuso consiste en la alteración en el desarrollo del lenguaje en un contexto de normalidad en los demás parámetros evolutivos.

VIII).  DAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH): Se entiende como el TDAH es un trastorno que implica alteraciones del lenguaje y que provoca en quién lo padece problemas en dos áreas: el aprendizaje y la comunicación.

IX). Discalculia: Se entiende como afectación a la habilidad de trabajar con los números y de entender conceptos matemáticos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*